AHORA EN VIVO
El Clima en

HOY

MAÑANA

PASADO

El ex juez Reynoso prestó declaración y afirma que la acusación “no es clara ni contundente”

#SaltaNarcopoder


//cdnproxy.turadioinfo.com/250693/noticias/b2e749cb489ffbf5866478a26962a4c4.jpg

DDN. El ex juez Raúl Reynoso comenzó la audiencia de hoy, que forma parte del juicio iniciado el 4 de septiembre, defendiéndose de los cargos de asociación ilícita en carácter de jefe u organizador, concusión y prevaricato. Cabe recordar que de los 8 acusados, Reynoso fue el único detenido desde el 1° de mayo de 2016.

  En esta audiencia, el ex juez fue el único de los acusados que quiso declarar en primer lugar, haciéndolo por más de cuatro horas. A su vez, respondió todas las inquietudes de las partes.

En primer lugar, el ex juez inició reiterando su postura de “no aceptar las imputaciones gravísimas” que se le atribuyeron, y manifestó que la “construcción teórica” de los fiscales de instrucción “ha quedado desmoronada”.  “La mesura que el tribunal viene demostrando, va a permitir esclarecer muchos puntos que se dieron por probados y que a lo largo de esta investigación demuestran que no son ni claras ni contundentes las acusaciones que se me hacen”, expresó. 

Reynoso remarcó su labor durante 11 años en el Juzgado Federal de Orán, donde “dictó sentencias en más de 3.000 causas” y subrayó que “nunca se declaró la nulidad de sus actos instructorios”. Lamentó como se “empezó a cuestionar” su trabajo en 3 o 4 meses: “Como una enorme avalancha me encontré denunciado en el Consejo de la Magistratura, ante la fiscalía y luego de casi 33 años de trabajo en sede judicial, no solo se vio trucando mi carrera judicial, ya que estaba concursando en los concursos 274 y 280 quedando entre los 5 promedios y sin embargo no pude acceder a los cargos”.

“El avance del enjuiciamiento me obligó a presentar mi renuncia e invirtiendo el razonamiento que se expuso de todos los acusados – indicó –, así como se pidió y, con mucha cordura, el tribunal no dio lugar a la detención de los otros imputados yo me preguntaba porque no se invierte el razonamiento y se respeta las garantías constitucionales sobre todo aplicando el plenario 13, en vez de que estén todos detenidos, ¿porque siendo yo el único privado de libertad tampoco podía gozar del estado de inocencia como el resto de los imputados?”

“Entorpecimiento a la investigación, nunca hubo de mi parte. Tampoco peligro de fuga porque yo me presente voluntariamente con dos de mis hijas, no precise que policía federal ni gendarmería me busque de mi domicilio. El día anterior, me presenté en gendarmería y el domingo 1° de mayo de 2016 a las 7 de la mañana me presenté en la agrupación porque ya estaba circulando en los medios periodísticos el pedido de detención, estuve más de un año pudiendo fugarme y no lo hice”, dijo y agregó que las pruebas en su contra “eran mínimas a lado del sinnúmero de pruebas de descargo”. 

Jaime Sarmiento e inicio de la asociación ilícita

 “La misma fiscalía reconoce con honestidad intelectual de que no hay pruebas directas de los delitos que se me imputan – aseguró Reynoso –, ni de la formación ni de la creación de esa hipotética y ficcional asociación ilícita. Así, se establece que el origen de esa asociación fue el 19 de marzo de 2010 porque, supuestamente, en una causa donde estaba detenido un señor llamado Jaime Sarmiento en virtud de una concubina que recibe golpes de esta persona e inicia una denuncia, habría iniciado esta asociación, lo que es imposible si solo hay dos acusados: la colega Esper y yo, sabiendo que se necesitan 3 personas como mínimo para conformar una asociación ilícita”.

Reynoso afirmó que la acusación “no es clara ni contundente”, porque “no se analizaron los expedientes” del delito de concusión. En ese sentido, se refirió al cambio de cargo de cohecho a concusión: “Sabemos la enorme diferencia que hay entre cohecho, donde hay dos personas imputadas, cohechador activo y pasivo, y concusión. Sorpresivamente, hace un giro de 180° grados, por eso es llamativa la instrucción de esta causa, porque una manera de desligar a los supuestos cohechadores activos es convertirlos en víctimas, de ser codelicuentes pasaron a ser víctimas y crearon una ficcional figura de un juez federal de frontera con poder omnímodo, arbitrario, y que sometí a todas las personas no solamente a los presos si no también a los letrados a una intimidación”.

  “La construcción de la acusación, es una construcción teórica que no tiene basamento fáctico. Sostengo que la asociación ilícita nació en otras épocas y para otros tipos de delitos donde se alteraba el orden público. Con el correr de la investigación del juicio, se podrá demostrar si realmente si todo el norte salteño me consideraba un peligro para la tranquilidad pública. Quiero reconocer que en eta oportunidad, si llegamos a casi 170 testigos, es por el excelente criterio del tribunal de aceptar todas las pruebas que me fueron negadas en instrucción. Esta es una gran oportunidad para todos los acusados de que esto se aclare, no tengo ninguna duda de que tendremos que salir absueltos”, dijo muy seguro.

  Continuando con las acusaciones ligadas a Jaime Sarmiento, Reynoso indicó que en la primera causa había dos imputados, pero que “la fiscalía nunca nombra a Juan Antonio Aguilera”. Este segundo imputado salió beneficiado con la falta de meritos. El ex juez indicó la “importancia de considerarlos a los dos” porque el beneficiado en el juicio fue Aguilera, no Sarmiento, a quién presuntamente había cobrado por su excarcelación.

“La propia cámara federal de Salta que ahora me imputa, dictó más de 50 resoluciones confirmando mis excarcelaciones de oficio”, dijo. También, recordó que “las 4 denuncias en su contra” realizadas por el abogado Leiva fueron “rechazadas por falta de fundamento”.

El error de Rosana Brites

 Reynoso expresó que la denuncia de Rosana Brites, ex esposa de Sarmiento, fue inventada: “La denunciante comete un grave error que es difícil de salvar. Alguien le dijo a la señora Brites que yo soy propietario de una camioneta Toyota SW4 color negra y ella, cuando denuncia, dice que su esposo salía a pagarle a dos jueces, a Nelson Aramayo, juez de instrucción de Tartagal y al doctor Reynoso, no sé que habrá pesado con la denuncia a Aramayo. Ella dice que fue con Esper a una plaza céntrica y de ahí vio que la abogada subió a una camioneta negra y le dio al conductor los 90.000 pesos. El error es que la denunciante dice que ese hecho sucedió a fines de 2009 o a comienzos de 2010, y yo nunca había tenido a una camioneta. La primera que me pude comprar fue en el año 2012, es decir, Brites inventó la situación”.

  El acusado contó que, a raíz de la denuncia de Brites, revisó los expedientes de Sarmiento y “alguien dijo que había un mensaje de texto que decían que vayan a retirar las bolsas o algo así”. En ese sentido, también comentó que “la segunda y tercer causa de Sarmiento” fueron instruidas por el doctor Bruno”. En ese sentido, agregó: “Sin embargo, toda la responsabilidad cae a mí, ni siquiera un incumplimiento de deberes para un fiscal que no cuestionaba al juez. Muchas de esas causas, aun apeladas por el fiscal, eran desistidas por el fiscal general o fiscal de cámara. Reviendo los expedientes, alguien detecta ese mensaje y por eso decidió, más la ultima causa de 2014, rever la decisión de libertad y ordeno la detención de Sarmiento”.

En la tercer causa que lo involucra, había tres imputados: el, un tal Godoy y un tal Barroso. Todo este tiempo preso me sirvió para volver a ver todos los expedientes, y la fiscalía y la acusación dice expresamente porque favoreció a Sarmiento y a Barroso y porque no a Godoy. Si hubiera recibido dádivas de los 3, habrían tenido iguales resoluciones”. Reynoso dijo que esta tercera causa se creó “en base a una denuncia anónima” que llevó a realizar allanamientos en el domicilio de Godoy, donde “se encontró una foto con la presunta droga, pero la droga nunca apareció y un arma”. “Todos estaban procesados, no les dicte sobreseimiento ni falta de méritos, dicte procesamiento”, afirmó y agregó que “todo el fundamento de la acusación es que la señora Brites escuchó que la doctora Esper le preguntó a un tal Miguel cuanto le iban a cobrar”.

Caso Mastaca

La cuarta causa de acusación a Reynoso, se refiere al caso Mastaca, a quién el juez otorgó prisión domiciliaria.

El ex magistrado explica que “Mastaca iba en un camión con droga con otro coimputado”, por lo que “ordena un allanamiento, como era usual”. Reynoso informó que en este procedimiento se secuestrán “480.000 pesos y 13.500 dolares”.

 “He presentado decenas de resoluciones donde dicte prisión domiciliaria por cuestiones humanitarias y que esas fueron confirmadas por la Cámara Federal de Salta”. Además, indicó que hubo dos pedidos de prisión domiciliaria, el primero “fue rechazado porque faltaban certificados de salud”. Al ser presentados los certificados suficientes para probar las problemáticas de Mastaca, el juez “dio la prisión domiciliaria solo por lo humanitario”.

“Cuando alguna parte se quejaba, esos expedientes iban a Cámara Federal de Casación Penal que indicó que mis resoluciones estaban conformes a derecho”, expresó.

  De esta manera, Reynoso continuó por varias horas puntualizando cada causa que lo llevó al banquillo de acusados.

¿Y la garantía de imparcialidad?

Por último, previo a aceptar las preguntas de las partes, el ex juez manifestó: “Dos colegas, dos magistrados ya se apartaron de esta causa. En instrucción, el doctor Bomba Arroyo, con quién siempre tuve una relación normal, y al inicio del Juicio, la doctora Mariana Catalano. En varios escritos, le he solicitado al doctor Renato Rabbi Baldi Cabanillas que por favor el no resuelva mis apelaciones porque yo no tengo garantía de imparcialidad, porque instrucción, juez y fiscal se apoyan en los testimonios de dos abogados recomendados por Cabanillas, ¿qué garantía de imparcialidad tengo? El código de ética de cualquier magistrado daría lugar a apartarse. Esto lo he dicho por escrito en retiradas ocasiones, he pedido que sean jueces imparciales. Es una tranquilidad para mi, sea cual sea el resultado de este caso, que sean ustedes con orígenes en Santiago del Estero y Tucumán quienes tengan que resolver esta situación”.

Preguntas de las partes

“No todo lo que hacía era perfecto”, expresó el juez y agregó que “hizo lo humanamente posible”. 

Al momento de responder las inquietudes de las partes y ante muchos de los cuestionamientos de causas especificas, el ex magistrado se justificaba en la excesiva cantidad de causas que manejaba el juzgado, reiterando el análisis genérico de los expedientes y no el análisis individual de los mismos. 

Fuente: Fm Noticias 



COMENTARIOS